Un rincón para diversos temas
Cine
Música Varios Fotografías Relatos Quiénes Somos
Fantasmas




por Xabier Andrés

¿Quién no ha oído alguna vez hablar de los fantasmas? Aunque sólo haya sido para usar el término de modo despectivo, ¿quién no sabe lo que es un fantasma y sus posibles connotaciones? Pues nosotros vamos a ir más allá. Vamos a tratarlo como una “REALIDAD” que es  o quizá no, pero que está ahí presente. Desde las primeras civilizaciones de la historia, no existe cultura donde no los haya. No existe religión donde no se hable de ellos, no con el nombre de fantasmas, sino con un término más acorde con aspectos del alma, que al fin y al cabo de eso va en parte la religión. Me refiero a los espíritus.

El fenómeno en cuestión (los fantasmas, espíritus, poltergeists...) forma parte de nuestra cultura, se encuentra en nuestras películas, en nuestras creencias culturales de antepasados ya olvidados. ¿Cómo sería un mundo donde no existiera esta idea o realidad? Porque para nosotros, ¿qué son los fantasmas? ¿Cuentos para asustar a los niños y quizá a los no tan niños? ¿La firme creencia de que con la muerte no puede terminar todo, esa idea imperecedera del hombre, o más bien de su esencia, su alma?, pero ¿qué es ese alma? ¿Algo inmaterial pero real que es capaz de tomar consciencia de sí mismo? ¿Algo que sobrevive a la muerte? ¿Existen más formas de realidad además de las que percibimos  a través de nuestro sistema espacio tridimensional-temporal?

Definamos qué es el tiempo. Se podría decir que es una secuencia de posibles sucesos, ocurriendo uno detrás de otro y medir nuestro tiempo como una secuencia  de sucesos. Supongamos que esos sucesos se tratan de reacciones químicas en nuestras células. El hombre nace, crece, se desarrolla y muere. Reduzcamos su existencia a procesos celulares, introduzcamos el concepto de fisioaño (año transcurrido fisiológicamente). Medimos el tiempo desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte. ¿Pero qué ocurre si no muriésemos, si no envejeciésemos? Si sólo fuésemos energías, ya no tendría en mi opinión sentido hablar de tiempo, desaparece el concepto de forma, de volumen, entonces ¿qué es lo que define las tres dimensiones? ¿Qué “forma”  podría tener esa energía?

 
Interaccionaríamos todos con una energía en común,  ¿serían todas diferentes de algún modo? ¿Habría infinitas energías?, luego ¿debieran de ser discretas?, ¿habría diferentes estados energéticos?, ¿serian estas las posibles y únicas verdaderas realidades y si así fuera cuantas habría?

 
Éstas son algunas de las cuestiones que nos planteamos en  este artículo. Que quede claro que yo no pretendo dogmatizar, no se trata de proselitismo,  ninguno de nosotros formamos parte de ninguna asociación, religiosa esotérica o demás. Solamente se formulan estas preguntas con la intención de que el posible lector se cuestione ciertas cosas ¿otras realidades? Quién sabe. La verdad sólo la tiene Dios, las demás pueden ser relativas.

 
Retomando el principio, hablemos de fantasmas. Primero definamos qué es un fantasma: la aparición de una persona muerta en forma visible para una persona viva. Suelen ser de un aspecto pálido, etéreo, capaces de materializarse en cualquier parte, atravesar objetos y por supuesto darnos un buen susto.

¿Por que sucede esto? ¿Hay alguna finalidad en esas apariciones?

Hemos intentado buscar una posible respuesta, ¿objetividad, credibilidad?, no más que la del avión que se estrelló contra el pentágono. Aquí van cuatro posibles respuestas,  que el hipotético lector escoja:

 - Vengar algún crimen.

 - Reparar alguna injusticia que cometieron en su “vida anterior”.

 - Demostrar a sus seres queridos que existe una “vida”, existencia posterior después de la muerte.

 - Alertar de algún peligro a una persona con la que tuvieron algún vínculo pasado.

 
No nos sentimos capaces de dar argumentos a favor o en contra, que cada uno juzgue.

 
¿Cuándo y dónde se dan las apariciones?

 Las apariciones pueden suceder tanto de día como de noche. Se pueden aparecer a diferentes personas y generalmente se encuentran asociadas  a lugares concretos. Algunos investigadores del tema paranormal consideran que el hecho de que se dé en lugares concretos, se debe a que alguna persona, ahora fantasma, le sobrevino la muerte de forma trágica en ese lugar y por  así decirlo, el lugar ha quedado impregnado de su “energía”.

 ¿Podría ser éste el caso de las damas blancas?

Conductor circulando por la noche recoge misteriosa autostopista. Paraje desolado, altas horas de la madruga sin aparente equipaje encima. En un momento puntual, en una curva, le dice que tenga cuidado que allí falleció ella. El conductor mofándose de la afirmación mira el asiento contiguo y la chica se ha desvanecido.

 
Diferentes personas les ha ocurrido lo mismo en el mismo sitio. España está llena de casos (¿historias o quizá no?) como estos. Por citar uno cercano, la dama blanca de Deba.

 
Casas encantadas, pueblos malditos, uno de los casos mas claros en España es el de cortijo Málaga, que perteneció a la familia Heredia. Según los investigadores, la presencia de estos por así llamarlos entes es allí palpable desde el momento en el que se entra en contacto con la casa. Investigando el pasado, parece ser que en aquella casa se practicaban ritos satánicos, varias muchachas de la región desaparecieron a principios del siglo XX, se realizan hipótesis acerca de que pudieron ser empleadas en sacrificios humanos.

 
Otros ejemplos de lugares “poseídos” son el pueblo de Otxate, en Treviño, Álava y el pueblo de Belchite, una de las páginas más negras de la guerra civil española. Muchos de estos sitios extendidos por toda la geografía española se han llegado a convertir en centros de peregrinación para los investigadores del tema. Existen grabaciones de psicofonías, y demás material audiovisual de estos sitios en cuestión.



¿Se puede contactar con ellos? Espiritismo, Ouija, médium, ¿qué hay de verdad en todo esto?

Espiritismo: creencia en un ritual para comunicarse con los muertos, se hace por medio de un médium a través del cual los espíritus se comunican mediante la posesión. Consultando diferentes fuentes parece ser que el comienzo de esta práctica comenzó sobre la mitad del siglo XIX.

 
No podemos opinar nada acerca de esto, no tenemos pruebas a favor, pero tampoco en contra. Consideramos que el hecho de que vaya en contra de una mente “racional”, empírica, no supone argumento suficiente para rechazarlo. Puesto que yo, no se otros compañeros, considero que nuestra ciencia se limita sólo a nuestra percepción de la realidad, porque si hubiera otra, ¿cómo podríamos ser conscientes de ella? Quizá esto entronque un poco con la caverna de Platón, quizá. Igual algún día ascendamos, dejemos de contemplar sombras y seamos iluminados por el conocimiento pleno. Porque ojo, nosotros sabemos distinguir. Distinguir esas sombras, relacionarlas, crear pautas, normas, algo más. Puede que ése sea todo nuestro conocimiento, que seamos capaces de analizar una sombra al microscopio pero no ir más allá.


Ouija: famoso tablero para contactar con los muertos, ¿quién no ha oído alguna vez decir “Es verdad el vaso se mueve solo”?

Éste mal llamado juego de ouija ha sido causa de desgracias. No sabría decir hasta qué punto han sido responsables esos entes con los que ha contactado el individuo en cuestión, o ha sido el propio individuo.

 
Ante todo, expertos en tema ouija recomiendan no practicarlo, en especial si se trata de una persona que no tiene una correcta estabilidad mental. Los resultados pueden ser impredecibles.


 


Citemos algunos casos de experiencia con la ouija:

 
- El famoso expediente Vallecas del que han hablado alguna vez en tercer milenio cadena ser. De manera somera intentaré resumirlo: Niña practica ouija, vaso estalla y al parecer, un humo extraño sale del vaso y se le introduce a través de la nariz. Desde aquel momento, el comportamiento de la niña es totalmente anómalo. Un año después la niña muere. Los médicos no pueden determinar una causa concreta, y en ese momento en su casa comienzan a suceder fenómenos poltegeist.

 
La policía los investiga, y se reconoce como el primer caso oficial de poltergeist recogido en los informes policiales. Para mas información
www.ikerjimenez.com, escuchar tercer milenio, expediente Vallecas.

 
Para terminar con este artículo relataré lo que me contó una amiga. Yo confío en ella, los demás que sigan su propio juicio.

 
Una noche, unos jóvenes bilbaínos suben a Artxanda a hacer botellón. La noche se va animando, cachondeo. Alguno propone jugar a la guija. Contactan con el espíritu y comienzan a hacer preguntas. En un momento dado, a uno de ellos se le ocurre preguntar lo siguiente:

 -¿Hasta cuando voy a vivir?, el vaso se mueve y le da una cifra. El chaval en concreto empieza a reírse  -¿cómo va a ser posible eso, si es la edad que tengo?-. Una semana más tarde se mató en un accidente de tráfico con su moto.

 Que el lector juzgue. A mi amiga le pido perdón sino he sido capaz de contarlo como ella me lo contó.

 Mi opinión es que no se debería llevar a cabo ninguno de estas prácticas: espiritismo, ouija u otras que puedan existir. Puede que no suceda nada, o que se destape la caja de los truenos. Cuando contactas con alguien de “EL OTRO LADO”, no sabemos verdaderamente quién es  y qué intenciones puede tener. ¿Si responderá tus preguntas con la verdad o con la mentira? Lo mejor es no preguntar.